Resumen

La época contemporánea ha visto surgir infinitud de modelos educativos cuyos enfoques resaltan la importancia de determinados aspectos del ser humano en sus procesos de aprendizaje. Henderson y Milstein, en su libro Resiliencia en la escuela (2003), destacan el potencial existente en niños y jóvenes para, basados en sus puntos fuertes, adquirir y desarrollar competencias
en el plano educativo y personal, apesar de las numerosas situaciones de riesgo a las que se hallan expuestos. Los autores desarrollan la tesis de que la resiliencia es un proceso que
debe construirse en las escuelas, por medio de diferentes métodos y estrategias. Desde este referente, el presente escrito reflexiona en torno a los elementos de la resiliencia,  aplicados en el contexto escolar, vistos no en tanto modelo educativo, sino como punto base para fortalecer los elementos de todo modelo por medio del desarrollo de la resiliencia en niños y jóvenes, así como en otros actores del proceso educativo.