Resumen

  Este trabajo fue elaborado con base en mi experiencia como docente del nivel inicial de violín, en el Instituto de la Universidad Estatal de Guayaquil, en donde encontré algunas dificultades en las primeras etapas del aprendizaje del instrumento, lo que me llevó a consultar  diferentes métodos y, con la experiencia de otros docentes de mi área, para encontrar dónde estaba el problema en cuanto a la desmotivación que sufren algunos niños cuando inician el estudio del violín, concordando con el mismo inconveniente. Por tal motivo, incluí en mi repertorio académico canciones didácticas infantiles que les eran familiares a mis alumnos y a sus compañeros de las mismas edades, lo que hizo que el aprendizaje sea más significativo, haciendo énfasis en la práctica del instrumento sin descuidar las técnicas y ejercicios de digitación que habitualmente se enseñan en todos los niveles, logrando un mejor rendimiento académico, mejor predisposición y estado emocional y aumento de auto estima, creando un ambiente de empatía entre el docente y el alumno durante el proceso de enseñanza y aprendizaje.