Resumen

La investigación es una tarea innata o natural para el ser humano, es la manera que tenemos para descubrir la realidad en la que vivimos, lo que se puede evidenciar en las diferentes etapas del desarrollo humano. Al principio de nuestro desarrollo solo tenemos nuestros sentidos, y por cierto, algunos de ellos en estado de inmadurez; es lo que tenemos para percibir el mundo que nos rodea; en el comienzo solo escuchamos e identificamos a los demás por su tono de voz, más que por la identificación de una imagen en un sistema ocular todavía en proceso de diferenciación; también nos acompañan los sentidos del tacto y del gusto, para distinguir las diferentes texturas y sabores, con lo cual empezamos nuestro proceso de responder a preguntas que todos nos hacemos en nuestras primeras etapas de desarrollo, lo cual podríamos comparar con el proceso del método científico, en que las cuestiones o las preguntas son la fuente primaria de los problemas que se nos pueden presentar, seguida de la observación.