Resumen

“¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol. ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en
los siglos que nos han precedido”  Interesantes palabras para alguien que vivió cerca del siglo IX a.C. en un mundo donde se aceptaba la “sabiduría” por fe no verificable. Por el estilo de vida y el contexto cultural multivariado mundial las personas aceptaban una información sin pruebas y para ellos fue la base de su conocimiento, situación que contrasta con el deseo actual de comprobar o simplemente revelarse ante las normas establecidas; pero encuentro que la diferencia entre la sociedad que nos antecedió no radica en una cantidad substancial de conocimiento descubierto, sino
más bien la tendencia de comprobar, verificar, expandir y comunicar dicho conocimiento echando mano de las herramientas informáticas y de comunicación existentes en la actualidad.