Resumen

El aspecto musical del ser humano aporta información importante de cada individuo, comunica situaciones o eventualidades específicas. La música no sólo es influencia de afuera hacia adentro del ser; también ésta influye desde lo más profundo de la persona y luego se exterioriza conjugándose con los demás factores que la integran, logrando una expresión determinada. Una población que es afectada, hasta lo más profundo de su existencia, es la que lastimosamente ha vivido situación de abuso sexual infantil. En la presente investigación se confirma que los adolescentes, que han vivido dicho flagelo, tienen patrones musicales propios, los cuales son
utilizados de manera constante al dialogar musicalmente por medio de la improvisación, convirtiéndose estos en posibles indicadores de su situación particular.