Resumen

Es frecuente escuchar en las conversaciones de los corrillos universitarios, expresiones que desestiman las materias cosmovisivas y las consideran como “materias derelleno”. Por otro lado, están los pares académicos, que observan con extrañeza ese conjunto de materias. Quizás, desde unas visiones poco informadas, se plantean opiniones dubitativas, que ameritan ser atendidas propiadamente dentro del marco del respeto y de la formación.