Resumen

En Colombia, la aceptación de la justicia restaurativa por el pueblo no ha sido el mejor, ya que para las personas del común la única forma de ejercer la justicia es a partir de una estructura carcelaria, por lo que el significado de los criterios de restauración, como son, verdad, justicia, reparación y no repetición, deben ser conectados a la realidad del país, y darle un nuevo significado que permita acercar el proceso de paz a la aceptación total del pueblo, generando confianza tanto para el grupo armado que se encuentra en el proceso como para las víctimas. En este artículo se analizan los criterios restaurativos de justicia, que implican una serie de movimientos positivos por parte del grupo armado FARC-EP, como es el cese de enfrentamientos, la dejación de armas y la desmovilización del grupo armado, generando así un inicio a un proceso de paz, el cual es esperado por todo el pueblo colombiano. Igualmente. se analizará la etapa más difícil del proceso de paz, la cual es llamada postconflicto, ya que en aquella es necesario incluir al desmovilizado en la población civil, por lo que es indispensable reeducar al pueblo y generar condiciones óptimas de inclusión, como educación, empleo y vivienda, ya que son elementos esenciales para convivir sanamente en comunidad. De acuerdo con ello, se indica que este artículo se realiza basado en una investigación cualitativa, esencialmente teórica, con tiene un alcance descriptivo; por lo tanto, desde lo conceptual esta investigación permitió comprender que el nuevo concepto de justicia restaurativa que adopta Colombia no consiste solo en el restablecimiento de la ley o del Estado de derecho, o en la participación y el consenso entre los implicados, sino también en la dignificación de las víctimas.